martes, 26 de julio de 2016

GRITO

Un grito se escucha a lo lejos, difuminado casi al punto de diluirse y justo en el momento de abocarse al abismo, al silencio, aparece en su forma más concreta reventándote el oído. Mente, Mente para obviarlo cuerpo para sangrarlo sentir para entenderlo y sólo, sólo cuando agujerea el estómago el grito cobra vida... La voz propia, la voz colectiva... La propia se diluye en pos de la otra, la otra la hago callar para sentirla mía porque mi grito es con todxs pero sino siento mi voz, no estoy viva... viva para cantarme encenderme entenderme callarme o recogerme viva en el absurdo de no saber cómo entre tantos gritos de tristeza, de rabia, de incoherencia seguir su sonido, su huella... Un grito se oye a lo lejos, lo sigo tras las esquinas, no sea que encuentre tras el ruido, mi voz perdida.

lunes, 29 de febrero de 2016

ESTACA DE MIEL

Miel es hoy tristeza
recuerdos
de otras mujeres
abrazos,
miel es hoy de aguijones
un torbellino de frustraciones
resbalo y...
Soy débil, soy débil
porque ahora no me siento fuerte
y miro al mundo con ojos gachos
porque el mundo me mira
en este momento de murmullos
que asestan cabizbajos
como martillos a mi cuerpo
a mis manos
a cada instante mis gestos
mis pensamientos
al punto de ser juzgados
soy débil
y lo grito
a los cuatro vientos
porque mientras el mundo
me mira débil
estacas de mi vientre arranco
saco sonrisas
de esa estaca con miel
que agarro
de mi vientre
desquicios
de mi simiente pedazos
porque no soy fuerte
y el mundo me mira
me juzga y no entiende
que mientras me dice
tienes que ser fuerte
dentro de mí
una batalla de mil titanes
estoy librando
que mientras me dice
tienes que ser fuerte
la peor parte de mí
me está destrozando
y mientras sonrío
una estaca de miel
entre mis dedos
estoy aguantando
para que no me atraviese
para intentar seguir comprendiendo
cada vez que miro
aunque el mundo me esté juzgando
que la vida es incomprensible
que hartos vamos por la vida
señalando con dedos
a los demás encasillando
metiendo entre rostros
cuadrados
cuando no somos capaces
ni de comprender
qué es nuestro ombligo
que nos une con lo que somos
seres y más que seres
extraños
Soy débil
estoy harta de callarlo
así que cada vez
que el mundo me mire
sin saber
qué soy, si algo extraño
sepa
que para este grito de debilidad
fortaleza estoy sacando.
¿Quién es fuerte?
¿Quién es débil?
Débil para ser fuerte en verlo
para ser fuerte en reconocerlo
para ser fuerte en encontrarlo
con miedo mirarlo
fuerte para no quedarse ahí
y seguir avanzando.
Porque hoy mi ser es una estaca
y mi alma miel
que de su pena
se está despojando...

miércoles, 10 de febrero de 2016

ENCUENTRO

Encuentro...
La  luz en la firmeza
veo el día ataviado en una cuerda que se disipa...
Y entre la complejidad de escucharme a mí misma...
Me reencuentro a color removida
en estos días grises pasados 
que saben a tanta herida.
El sol, el sol ansiado.
Su luz, su cuerpo y su fuerza
en esta noche hayo
y me retuerzo en su calor
como un ovillo pequeño denso atolondrado.
El escritorio es afín a mi almohada.
Apoyo rostro anticuado 
besando la metáfora que me aviva y me adueña
por milésima vez mil absorta en la belleza de la nada
donde el todo me susurra
siendo hoy de nuevo 
alma iluminada
en esta oscuridad tan propia
en esta dulzura de la vida
tan laminada
que me cuenta de cada vida
sus andadas
en cada rastro de polvo que veo
en cada rostro de otros rostros que baño
en cada resto de restos que tengo
en cada rato que reto a mi cuerpo
a ser y más que ser...con firmeza...
de la vida un regalo...verme...
Encuentro.


NOTA APLASTADA


Nota aplastada.

En horizontal,
Es perturbador de mentes,
revelador de llantos,
rescatador de demonios,
encantador de serpientes,
liberador de pasados,
conservador de simientes,
atropellador de lados,
fecundador de mil fuentes,
fundador
abrumador de un sonido estupefacto que sacude y hiere y se queda sostenido en recipiente justo al borde de hacer sentir alguien completo pero sin cuencos por vocales que le atormenten.
El silencio es amante del instante, de una nada constrictora siempre en movimiento, que aparece y vamos olvidando, perturbante.
El silencio es como una anilla inconstante, ataviada, desatada, entre voces entredichas, entre calmas sofocantes.
Y en horizontal.

Nota aplastada.
Vibrante...vibrante...

lunes, 21 de septiembre de 2015

LATIDOS

Latidos...
El aire sabe a más sonidos...todo el día...apretado...
ritmo...respira...cardio...bombea...
sangre...palpita...carga...oxigena...
Y al final del día...El recuento... ¿Cuántos? ¿Cuántos emitidos? ¿Cuántos postergados?
¿Cuántos resistidos? ¿Cuántos liberados? Al final del día lo miro y recojo con esmero el tejido arrebatado...acaricio la vena encendida que bombea y bombea troceado el delirio...al final del día...lo encuentro...cabizbajo y lo engancho para encenderlo ligero entro mundos ahogados...al final del día...
lo abrazo y lo beso y lo escribo con mi vientre ahorcado sin aire escondido al universo entregado...al final del día...duermo...y soy toda latido sobre el pecho...entre mis manos...expandido...a mis sueños...entregado...eternamente soy...eternamente es...de la ilusión...latido...enamorado.

jueves, 10 de septiembre de 2015

PIEL MUDA DE MUCHACHA


Y la piel se queda muda de muchacha,
absorta de muchacha,
llena de muchacha
fría de muchacha
líquida de muchacha
turbia y atolondrada
sangre de muchacha.
Me doblego...
Dejarse llevar...
Ataviadas la danza declive corriente perpetua cosida danza continua corpórea inherente sin coherencia palabras...dobleces...paredes, partidas derretidas niñas  ruidos de puertas ardientes pupilas enteras llamas, llana la ira la ira está llana y no quiere ser...dobleces...
Dejarse llevar...turba la casa, la rima que densa es de hojalata rimas que sesgan lenguas que aturden rotos besos de nácar nota que escupe la agonía que ácida respira sin garganta así cosida harta se ríe y se ríe la muchacha...de ser un cuerpo harto muy harto, lleno muy lleno  de tanta célula sobrante en dobleces de un alma salida que late y late y se escapa y vuela vuela libre como mi alma...
No comprendo...
Dobleces...
Se ve una muchacha asomada a una ventana...

Ya no se ve...

No comprendo...
Dirán muchxs...
(Silencio)

Ya la piel se queda muda de muchacha.

domingo, 9 de diciembre de 2012

REFLEJOS

 
Reflejos...
Oasis...
Velos...
que despoja la luna entre copas de alcohol,
palabras para disfrazar la ternura en pos de la falta que nunca cubrió,
gafas y remiendos para no encontrar el hueco donde reside el eco de la víscera que parió.
Arranco y recorro sin ver el tiempo,
mis tripas se hacen de huesos
para formar entre pieles salientes de estalactitas célulares
que eviten contactos oculares,
máscaras donde el incienso es hecho de un amor que consumió...
Y si te arrimas demasiado cuidado que te rebiento,
no mires más de lo necesario,
no quieras ver en otro lo que llevas tú en tu interior.
Reflejos, espejos...
No somos tan diferentes tan difícil
que alcancen en lucha a darse un beso
que la riña se convierte en niña,
bolas entre miradas,
despojos entre brasas de algodón.
Así forma su cuerpo, su figura,
heraldo de la más infinita extensión, así sus barreras.
Y no se da cuenta y siente...porque late...
en sus venas las barreras de otros que nunca sentir pidió.
Espejos...
La niña hoy se tumba adormecida,
ni avanza ni retrocede.
Sólo es un hilo de agua indisolvente
siempre a flote del aceite
mirando a una Luna cada vez más lejana
que no alcanza a besar a su Sol...
Hoy agarro los reflejos
para desdibujar sus excesos
y abaratar su finura
y convertirlos en trajes de plomo
donde la niña apagar su música
entre gritos de aplomo
porque hoy no le acompaña ninguna canción.
Reflejos.

domingo, 8 de julio de 2012

PERSISTENCIA RETINIANA

Eres como un don inasequible
cada vez que al párpado afloras con tus líneas.
Eres como el llanto inaccesible
cuando a fuego rompes y seco, limpias.
Eres como una huella imperturbable
cuando vibras en la imagen y te reflejas ante.
Eres como una sombra apabullante
cada vez que al sol juegas a desnudarte.
Y acudes y tiemblas sin nombrarte
y te piensas
movimiento
individuo incansable.
Eres como la ahorta omnipresente
que piensa con verse sin examen.
El tren.
Que cierra sus puertas
las mismas que en otra estación abre.
No se te ocurra sentarte,
atreverte a pensarte.
Una imagen, un cielo
otro agujero impenetrable,
barrido, agujereado, impermeable,
apabullado, delineado, construido
formado y apaleado.
...Crees que no eres tú.
Eres como un ritmo altisonante
cuando al tren asomas para estrellarte
así como todas las cosas
persistencia
al paso del cierre de ojos
imborrable
líneas que atraviesan los párpados
ecos que se hacen de carne...
Así mezclados, verbos, imagen, relfejos y carne
hacen de la retina
una resistencia innombrable
Acaso te cosan las heridas
la próxima vez que al asiento
acudas sin borrarte
haciendo de tu vida una forma
para ser en otros ojos,
otra sangre.
PRÓXIMA PARADA...
23-04-2012

jueves, 12 de enero de 2012

DESAPEGO



Desapego...
Sentirlo padecerlo, sentir que un camino se divide en dos, volver a ser uno mismo en una piel.
Llorarlo hasta sangrarlo para después encontrarlo en la llaga y reconocerlo entre sien.
Arraigado y atravesado desapego...
No hay ninguna persona igual...
Dos si en dos hay dos, son reflejos jamás de una misma realidad.
Andamos, padecemos, espejismos en oasis que llevan a un desván,
de recuerdos de alfileres descosidos que si remiendo encuentro
viejos telares donde esconder el sol si a la luna llega a besar.
Huellas y el suspiro siempre evadido prendido al otro rostro que queremos alcanzar
y no llega no llega... sin saberlo el latido es una pesa que arremete sin fin...late cuando no se escucha,
se escucha cuando no late y así lo miramos hipertérritos hasta que nos delate qué fuego encenderá.
En el destello de un brillo si es el ojo hundido a una par, el simil del abismo es fino como el vientre, como un sedal.
Encogido a ristras se expande y se hace violento para en un beso abordar
todas las palabras no dichas
aquellas que no salen
aquellas que arrebaten
que no son capaces de ser
sin un cuerpo estallar.

El desapego es tan necesario como el respirar tan dificil como el perdón, el olvido, la memoria la esperanza o el escondrijo donde niños
guardábamos secretos sin decir dónde están.
Voz que se hace propia sólo esculpida entre lágrimas y risas
mientras sean risas y lágrimas en soledad.
Nadie va a escucharla más adentro que tú.
Nadie va a poder llegar a tocarla más propia, más sincera que tú.
Viajes a un mundo desconocido llamado UNO MISMO.
Odiseas y quimeras, volcanes, de hielo tormentas...
Un viaje...díficil...
pero siempre con recompensa... sin mirar a atrás...

Sólo después y más que después
se puede fluir, ser hilo y melodía
llama que dibuja su sino
sin ser nada más.
Y sólo, sólo quizás después, vuelvan las almas a ser prendidas
en el eco de ser reconocidas
de ser esculpidas con sus propias manos
a golpes de tierra y de sal.

domingo, 4 de diciembre de 2011

LA MANO QUE CURVA

La mano que curva rompe el papel. Ha decidido por hoy ser plástico para aguantar, para asentarte, para agarrar, sujetar suavemente... ¿Eres huevo? ¿Eres vida? Entre sus dedos granos, densidad putrefacta, ¿eres herida? En su vértice ayuda deposita, algas de un mar para construir anclas, juncos de un valle para precipicios desconstruir, ramas decreciendo cualquier agujero...Y a veces es océano donde descansan las palabras, quizás tus vocales se paren en una arruga...pero la mano que curva se mantiene siempre viva...

La mano que curva cuando se mueve va en una dirección... Tijeras son sus células para decaer allí donde quiera... Ha decidido hoy ser tela y ser saliente por si se caen los dientes, no sea que el "ratoncito pérez" se quede sin labor que atender...Y la tela cuando se mueve acaricia pero también es capaz de arrastrar y sobretodo y ante todo abriga, y sobretodo y ante todo, tapa...Y el saliente cuando se mueve provoca terremotos, decapita placas para hacerse resaltar...la mano que curva cuando se mueve cae o se asciende...pero no puede parar...

La mano que curva no sabe donde empieza su principio ni donde acaba su final... Se halla en lugares insospechados... un ascensor descendendiendo al infierno...un pozo lleno de veneno, un tocho descuadrado de cemento, una olla a punto de rebentar, una risa desencajada, una rosa partida, un alambre deprimido, una madera descosida, unos cordones amputados, mimbres por huesos y plastilinas por camas aplastadas sin cesar...y aparece sin darnos cuenta...la mayoría de las veces...cuando no sabemos dónde mirar...

Hoy mi homenaje a ti...

La mano que curva.

domingo, 8 de mayo de 2011

BOCETO




En la espátula...No hace falta el sentimiento relamerlo entre el óleo de tus huesos revestidos si te encuentro...Un apéndice del recuerdo entredicho de tu cuerpo y el mío...Una báscula de borbotones en explosión de color...Entre tu pared gris...Amarillos a burbujas resoplando tanto amor...Aceros...Varillas y muros de contención...No hace falta el verbo para que la vocal se acorte entre témperas, que como un niño abres sentado en tu habitación, que yo sentada en mi habitación, como una niña, pintamos un día soñando con qué sería encontrarnos los dos, que si abres yo abrazo, rojos que a cortos rompen sin mensaje su voz...Ristras y riñas...arropan sin rima la risa que enjuta esgrima razón...En la espátula...perdida emoción...Aceros de yacimientos la célula prendida y colgada en suspensión...Así ha de sentirse el cuerpo...

Gris...Para vestir tu cintura en gabardinas de época donde pintar tu luz...


Color...Para explotar la chispa que se te hace en rincón...En la espátula...Tu dibujo y mi voz...

jueves, 30 de diciembre de 2010

OSCURIDAD


El abismo se intercala a través de los dedos, el negro se deshilacha a una velocidad vertiginosa donde ver es encontrarse perdido en la más absoluta nada. La frialdad ha de saberse como una costra sobre mis hombros, arrojada y el negro la atraviesa y el negro la intercala. Cayendo. No puedes tener miedo al final, porque no hay luz, no hay sombras y es un embudo mi vientre pegándose contra la espalda. Y en la caída antes del agujero, intento agarrarme en los balcones, donde el negro sólo sorprende a rayas, más no lo consigo...y de nuevo las manos sobre mi cara...sé que mis dedos no son negros, más no hacen diferencia colocadas sobre mi alma...

Hoy el negro hace un traje de azabache entre las venas, las retahilas de las biblias condenadas, las encias y las células machacadas, las lumbres que raídas se asoman en estalactitas para formar cuencos en los que caigan las lágrimas...hoy caigo...y mis sueños no han servido para aguantarme ni en una sola baranda...esta es mi realidad...fría y negra entre puntas que forman de mi cuerpo una estaca, de la tierra hoy soy partida, de la luz hoy soy alejada.

ALICIA EN LAS REALIDADES sin príncipes, sin sueños y sin magia.

miércoles, 8 de diciembre de 2010

PARPADEA


La luz se antoja roja y parpadea...Así decae hasta topar con el verde musgo y ser un mural de color parlante...

La luz se antoja roja y se desliza...Hasta llegar a San José que mira a la Virgen María y al niño Jesús que a sus pies arrima.

Parpadea...Recortes de infancia, la voz de mamá en forma de estrella, la copla que entona mi abuelo mientras tira las cartas. Limón entre mis labios convierte el tiempo, buñuelos que mi abuela hacía con esmero, comino y miel...parpadean...al son de la luz roja...se antoja...

Las risas de anteayer resbalan...sobre el portal, entre recobecos de tradiciones perdidas, de almas que ya no están... El calor del aluminio, entre cisnes y patos...El cielo construido con su estrella fugaz...Los árboles rojos hoy no son como antaño y el verde no es más que un opuesto sin más.

La zambomba, la pandereta, la vuelta en bicicleta con mi tía a un trago de un eco con agua mientras de radio espera el programa. "Vuelta". Mi padre gira el cassette.

Título:
Hoy mi voz es líquida y es pequeña entre metros de luz roja...Parpadea.

sábado, 27 de noviembre de 2010

ROSTRO ALEJADO


Rostro...Alejado...Un dibujo con un contorno esmaltado...Rostro que eres, universo más cercano...En el devenir del vaivén del son de las palabras...De tu boca...Tus ojos...Al moverse en su forma...Acontecen...Otro...Rostro...Extraño... Y te miro...Y es como si no te conociera de nada y la forma se pierde en su acolchado y se resquebraja como se resquebrajan las figuras de barro.
Rostro... miras, sale de adentro el yeso cocido para no destaparlo. Rostro...nuevo aconteces ante mis ojos como un dibujo de un viejo cuento entre olores a pergamino y dolor disecado. Tu rostro no se ha parido con el mismo aliento de vida. Y te me haces extraño. Me pierdo en tus mejillas, en dibujos de dedos entre tus pómulos apretados. Y recorro tu mandíbula, para en su péndulo colgarme hacia abajo...y al llegar a la comisura de tus labios ser saliente en tu boca y verme entre tus peldaños...que si navego en tu lengua, en tu vacio caigo...que si viajo en el aire que respiras en tu mar me arrastro...y al llegar a tus ojeras servirme de tus pestañas para acabar en tus barcos. Me miras y caigo dentro...traspaso tus terráceas córneas y entre tus bastones anclas ato. Ya reviene el gusto a arcilla, entre tu sangre, el movimiento...el movimiento del barro...Esculpido...Eres...Lejos un rostro...Cerca al hablarme...una escultura en movimiento...Diferente a cada paso...El tuyo, el mío...Rostros irreconocibles...Puesto las palabras no pueden esbozarlos...Puesto su movimiento es mucho más rápido...Rostros de agua...Huesos de barro...Y a fuego lento...Rostro de nuevo...Rostro Alejado....

miércoles, 29 de septiembre de 2010

TIERRA REMOVIDA


Tierra removida. No somos más que eso. En un movimiento caótico: un mechón de pelo, un agujero estropeado, una pizca de harina en el semáforo mientras espero un poco ida, una garganta escocida, un vientre que empuja contra el aire y lo convierte en su bobina, llega el viento y se enreda. Bolos está lloviendo de lo que no se dice, de lo que mordemos y nos perdemos. Entre tanto lugar, no hay espacio para encontrar la voz propia. El bolo se hace cada vez más grande. Enorme la indecisión bañada de una exquisita ironía. La circulación hace perder nuestra vista. Atentos pero idos por ellos, los Bolos. Y por donde miro; la mano con cecina, la esterilla sin hache, la molestia encendida, la rubia que atrapa, la contradicción hecha presa, el hocico que estrecho arranca la pupila, en tu ojo, en el mio, el olor que al acecho deviene más que música, un sólo ritmo: el sonido de un laberinto, la sombra tras los pies, el árbol adormecido, el insecto que aterriza, el gusano que estrangula, el animal que abrazamos, los iguales que arrancamos al son de un son diferente sin saber qué se está hablando ¿y bien?, la aguja extermina la fiebre escondida, abraza nuestro deseo y nos hace maravillas y el sueño que nos hace entre la desilusión y la risa un vaivén de recelos que ni enseñan ni avisan. Edificios chocando con un cielo enloquecedor. El sonido del auricular irrumpe. Alicia es hoy una transehúnte. De mi piel a tu piel, un grano es más que un grano arranca célula en la batalla, que si miras verás más porque siempre somos más que una forma que se adivina. Tierra removida. Si sólo pudiera ser canto, ahora mismo arranco, mirame como te miro, no soy diferente de ti. Estrújate en tu egoismo. Un vínculo enredado atrapado en su veneno una y mil veces rebentado. Hoy tuve un sueño: Lógica apareció enfrente de mí, cogió su mano y la metió en mi boca, haciendo la carne inmensa tras el paso para llegar a la entraña y unirse a ella con espanto. En el instinto más básico. La sensación de vacío es lo más parecido a la plenitud. ¿Puede existir la felicidad sin ningún tipo de dolor? LLanto. Removidas arenas, si rasco mi cuerpo abasto una huella que no es mía, ni es tuya, es el polvo que nos parió removido con pasión y mostrado con encanto. Desnuda. Una energía tan poderosa que va siempre hacia abajo y que nos hace raíces y crece hacia todos los lados, como la tormenta, el aire, el agua, el fuego y el rayo. Tierra removida.

miércoles, 1 de septiembre de 2010

CONJETURAS


Si a verte encierro cometido
no hay vuelco que el velo busque
si en encerrarme encuentro un laberinto
y una fuente donde mi corazón no mustie
porque abro ventanas donde no las haya
y estornudo con la pelusa de la falta
conjuros de lo pleno acometo
entre bastida y bastida de tus alas...

Las miro en revuelco regocijo
tus mejillas son un augurio de mil besos
que no entregados acontecen en mis versos
un sinfin de regustos remilgados
entre las mieles de tu encuentro me entrepierdo
y desdibujo cada noche entre mis senos.

A rebujito abarco a cada rato
sin rato porque vacio es mi comienzo
para llenarlo todo con el miedo
de redimir mi cuerpo a estraperlo
sin amores que colmen allegados
mi alma es milhojas de tremendos
llantos que en mis labios atraganto.
Pálida concubina, amiga, sentencia
la rabia que entrepudre mi vientre postergado
amor que no apareces me lleno
tersa luz de lo efímero se va apagando.

Pasión eres rabia que hacia dentro
viaja fluye hacia abajo
como un riego susurrado a fuego lento
entre mis piernas, del estómago a mis pies sin manos
que aguarden caídas ni cimientos.
Sin más he de reinventarme
como la hoja al sol otorga sentimientos
al verse iluminado entre rayos
y no poder alcanzar ninguno a tiempo.

Las musas vuelan más lejos...
No sé dónde estoy...y siento
que no hayo
que no busco
que no entiendo
que la tristeza se adueña de mi alma
y que es una enfermedad sin dueño.

Nació no sé en qué época mi alma
no sé cuándo se perdió en qué momento
que vivo cada ápice como un bucle
sintiendo a cada paso tambaleo.
¿Por qué me parece que lo que veo
ya lo he visto como en un hastio
y un aburrimiento
engañando a mi ser en el atontamiento
de sentirlo todo en un delirio
se sentirlo todo como nuevo?

Escribía Alicia sentada en su habitación. Acababa de leer el poema de Drac "Palestina, yo me adhiero". Grandísimas palabras sobre la injusticia del ser humano repitiéndose una y otra vez, el Amor es lo único que importa ¿por qué nos empeñamos en vernos diferentes cuando en verdad somos iguales? Amor con amor entrego, odio si te doy, odio tengo... Así no se llega a ningún sitio sólo pasos, pasos hacia atrás como cangrejos... Si mi bisabuelo levantara la cabeza... Con el regusto de sus versos en mi entraña, las gotas de agua en el vaso sobre la mesilla... Da igual pequeña, escribe lo que sientas...
Cuando la voz propia se vuelve cansada y coser es como remendar sin ojal fino... la garganta se vuelve como exigente y de sus cuerdas salen manos para del vientre sacar hasta el más mínimo eco del río. La voz propia del poema es como un vaiven, un vals del agua que pasa entre las rocas, llenando de formas todos los sentidos... qué es sino la palabra una forma que dar entre sus hilos un bello sonido...

A veces me hastían las palabras... pero...cuánto...cuánto os necesito...

Escribía Alicia pasados ya los treinta
conjeturas a su madrugada del alma
muestras de un insomnio muy vivo
que no pierde su adolescencia.

miércoles, 7 de julio de 2010

SE ME ESCAPA LA BOCA

Se me escapa la boca ardiendo entre sierpes, caída la sonrisa deriva ¿si sientes? rara la hora la esquina demora toma la estrofa se esguinza el verso que roza roza y roza se estrella el adverso y el contrincante y el ego esquiva la incómoda que frívola desecha redonda redonda y carcome la sirena en las tripas esponjas absorben el delirio y se penden pochas caen sobre el acero ¿es el suelo? no, es el latido que se desliza que arremete y rebota quiero cogerlo y va perdido escondido blanquecino de muerte se estremece entre la sangre de mi cuerpo sombras, sombras, sombras y me cuelga el desquicio y el dolor se amontona y me caigo púrpura sobre la vida tremenda enmudecida de golpe, como mi boca...Se me escapa...y cae sobre el estruendo como una arrancada lorza.

domingo, 6 de junio de 2010

CACHO


Harto mi corazón de ser rajado en cachos
cacho de ausencias
cacho de anhelos
cacho de desprecios
cacho de amor y amor dividido en dos, en tres y en cuatro,
cacho a ratos, nunca entero
cacho, rajado latido
cacho, tu miseria en mi cuchillo
cacho, tu arteria y mi vena
cacho, lo que no vela
cacho, la envidia, la ira que exhaspera
cacho, tu vida rebentándome llena
cacho, podrida reviviendo incierta, incierta, incierta
cacho , tu pureza en mi resquicio
cacho de tus contiendas y tus vendas
y el aullido que responde a cachos, entra, entra, entra
cacho, tu beso y en tu boca mi lengua
cacho, rajado harto de ser dividido
si en cacho hayo partido un latido, ése será el mío...
cacho chirriante, tu frente en mi gemido,
cacho eres,
y sólo si eres más que cacho
rájame y seré tuya...sinsentido...

sábado, 8 de mayo de 2010

SOLEDAD ¿PARA QUÉ TE ABRES?


Soledad ¿para qué te abres?
Eres ruina que desatina entre pulmones de adrenalina y el viento amorata sin justicia ni paladar. Eres como una subida donde la vida se rebienta en una lucha indeleble entre la vida y la muerte, la sonrisa estridente, el chillido cobarde, la camisa que rebierte entre la luna que arde y los muros se pierden entre la risa sin abordar. Eres como una muñeca vestida sin cables que angosta sus retinas para no conocer sus iris, no perfilar colores ni llamas con que rotar. Eres como gota de viento que se llamara "Rebiento" al chocar contra las células cargadas de tanto amor sin dar. Eres como una chispa que asombra entre un cordón de aliento atormentados momentos donde la brisa de huellas deje el cuerpo marcar. Eres como una maravilla a la inversa dotada de senderos donde la lluvia al caer encargarse de perfilar.
Soledad ¿para qué te abres? El cielo es una penumbra de escarcha donde el púrpura no tiene fin. Sola entre la multitud. Ojos que se enganchan en una linea efímera de la degustación del otro perdiéndose en la diferencia. La profundidad de una voz que se atraganta entre los poros. Y no escarbar. Y no encontrar. La carne superficial. Y no hablemos de corazones, no hablemos de lo que nos ahoga atormenta dejando nuestra grieta en sentencia de según delante de quién estemos se abrirá más o se cerrará. Soledad. He de saberte abridora de lo que me carcome y enterradora de momentos de felicidad. Aglutinas. Y qué bien lo haces. Cada vez más me siento como una rata en un experimento y no me hallo en ningún lugar. Habitáculos desnudos donde la nostalgia del presente se convierte en un pasado demasiado obvio para esquivar. La redonda se termina. Y todo, todo lo que hasta ahora hoy en día más he querido, todo se ha ido. Y no se ha ido. Pero ya no está. Soledad de mi alma que te conviertes en parapente amando a su sombra sin dibujar. Contornos de unos lodos, chasquidos de unos posos que se deshacen y se esparcen rebosando los tapices del más allá, la niña que sueña. Soledad te he de saber. Te he de masticar. Ahora que el sinsentido me hace sentirte tan doliente me pregunto... ¿Le dolerá al cielo, las nubes a su paso, atravesar? Porque así es como me siento, entre la multitud, como una incógnita, una duda, una transparencia vanal. Entre nubes reflejadas. Entre cielos nos perdemos, nos rozamos, nos dolemos, sin saber casi nunca su profundidad. ¿Por qué somos tan estúpidos? Foros de un ahora, ánforas de un exterminio sin brotar, si brillara lo que aborda nuestro espejo interior, ¿qué seríamos capaces de mirar?


Soledad ¿para qué te abres?

"Soy abierta, porque nunca nadie me puede cerrar. Estoy contigo en tu día de nacimiento, y estaré contigo el día que perecerás"


viernes, 23 de abril de 2010

UN CIELO ROTO


Un cielo roto bajo unas gafas de hormigón. Las agujas se arrebaten como una chaqueta que no acaba de cobijar. Hoy los columpios mecen solos. Y la lluvia se decanta como una hojalata estrecha que no sabe qué arrugar. El pergamino se retuerce. La membrana se hace aullido con la liendre del que no sabe dónde escarbar. La ayuda escuece. Y la esquina es esguince en el que gritar es retozar. Hoy el mimbre se hace escala. Donde conmover los huesos entre agujeros. Los delfines no se acallan. Y las tripas se hacen canas de un tiempo sin pasar. Hoy la caricia se hace vientre si no haya casa donde rebiente. Hoy la ceniza es llama ardiendo su hogar. Y no puedo más que revestirme del intento inoportuno, de un destino siempre crudo y de un nudo en el que yermo mi corazón se hace esqueleto de ser vivo, intento tras intento. Y lo he de decir, no entiendo. Gafas de hormigón. Bajo un cielo roto. Unas lágrimas condensadas de ahogo. Un agujero que se conmueve remoto. Y un latido que si callo exploto...Hoy me doy cuenta que callado, lo he de explotar.


Llego de fiesta. Subo las escaleras mientras la luz del amanecer lo tañe todo de un azul ténue. Mientras las luces se hacen mis cómplices, por poco rato. Sólo mientras se me resista una vocal. Entre mi más tierno pesar, mi pena se mezcla con la lúgubre hora. Lo siento. Siento no poderte amar como tú me amas. Lo siento. Y con esta llama. Dejo que el sol agujeree mi manta. Taponada. Hoy sólo quiero descansar.

lunes, 5 de abril de 2010

A ELLAS...SUS ALAS



Ella quería alcanzarlas...Se hicieron como una bola más afín a su horizonte. Se preguntaba cuándo las podría tocar...Alzaba sus manos en momentos de agonía y era como una víscera más grande que ella misma, en el ansia de fundirse entre la piel de su vientre se acurrucaba en las pupilas de su hija: No agunto más...se formaban las vocales en su arrugada boca y tan suave su vientre y tan delicada su voz y tan potente su abrazo...Mamá no sabes cuánto...
Llega otro día por la mañana...Su vida era un péndulo entre la ilusión y la incomprensión...pero...a pesar de no entender...jamás se detuvo...afrontó...decidió...volcó en su sangre un lienzo y en su sequía un barco lleno de plumas y de su latido hizo una cola con la que pegar su última ilusión...No sabía de pinceles tampoco esbozar garabatos de sus más ínfimos deseos...Sin embargo en su última etapa si destapó sus sueños...

Despegar no era fácil...tuvo sus momentos de Abismalismos donde dejarse arrastrar en pos de lo que parió...El encuentro su encuentro iba a ser un encuentro de aplomo, de pesado sinsentido, gesto harto desmembrado sólo atisbado por un charco de vida derramada sobre sus pies...Porque ella no se desangraba...ella era un canal por el que la emoción se debatía con su sien...

Grieta, herida, retina partida, abajo, aguja, arriba, aguja así empezó a saber de su desierto, sin embargo cuánta agua desprendía...Poco a poco el saber de una célula explayada se vió por la erosión invadida...secos ojos, líquidos, estrechos, hondo el pesar, y molestar molestar molestar cada segundo un día tras otro de los ojos a la garganta, de la garganta a los pulmones...¿Cómo se siente un cuerpo que tierra respira? Adorada Muerte, bendita Muerte...Que mereces tanto abrazo como la Vida...y quién sabe quién decide cómo quitarla y dejarla vencida...Eres como un bastón que apoya dejando un agujero, eres llaga paso a paso, eres como una mancha en el aliento del que huye de su sufrimiento...Eres candado y llave...Tú llave, ella ave...Tú candado, ella vuelo para forjar su consuelo ese que merecía incomprensión con tanto letargo...Mamá pinta plumas para destapar su universo encontrar sus pozos, sus planetas, allí donde nadar e incluso donde soltarse el pelo...Ella quería alcanzarlas...Alas...Para saber de sí misma lo que no sabía, lo que sabía y lo que no podía, lo que entendía y lo que no, porque para lo que entendía encontró valor para cambiarlo y para lo que no encontró el coraje para aceptarlo y sabiduría para descarnecerlo...Ahora sabe de colores y de dimensiones...Cambió grietas por sensaciones por las que viajar a través de la Luna y el Sol...Hoy me habla...Hoy me doy cuenta que su lenguaje es más visceral que todo mi yo...Mamá disculpa a esta niña soñadora que siempre llega a ver...con retraso...Tú...el rostro de mi corazón...

A mi madre.

(11-11-2008)

jueves, 18 de marzo de 2010

HABITACIÓN DE FOTOGRAFÍAS


Fotografías...
Mi sangre es agua
Mi piel es papel donde el recuerdo no se rompe jamás
y si miro entre lo que me rodea
soy como alma enrrollada
en el espacio en el tiempo
una página más...
Mi saliva un gancho que baja a lo profundo
arremete contra el verso para mi cerco hacer grueso
en el devenir del beso en las profundidades del mar
...Y sólo allí...
en medio del océano...
encuentro la fotografía más inmensa
Un delfín con su sirena...
Páginas que nunca pasan...
porque hay páginas que como olas
se enrrollan para volver y volver
y no morir jamás...
Y sólo ahí...entre mi sangre, agua
es donde tiene que estar...
No sé si soy fotografía y tú memoria
yo eco y tú latido
yo ser y tú inmensidad
yo pintura y tú lienzo
yo cintura y tú hueco
yo pasado tú presente
yo borde y tú saliente
yo esquina y tú tridente
donde mezclar pigmentos sin realidad...
Sólo sé que deseo ser presente
obturadora de una imagen
que nunca logro glosar...
Una roca andante
una membrana cambiante
si quiero mirar más allá...
Quizás
sólo me atreva a ser Diosa
capturando un verbo imperativo
con esa fotografía que moja
que a la orilla no sabe llegar...
Ahora gancho de mi ser,
una vez has hecho tu cometido,
vuelve de donde has venido
que el latido no pare
y en su lago infinito
desate mi piel, su pergamino
y de nuevo libre
sea una ola de amar...
A mi cuerpo, una habitación de fotografías.



martes, 9 de marzo de 2010

CAE


Cae la soledad como una losa
cae el llanto y el beso cobarde
vuelve el beso a traspasar la carne
gira sola la ausencia de amarte
y el grito callado
y el ansia de callarme.

miércoles, 3 de marzo de 2010

TEMOR



He recorrido la arruga más incisiva esta noche. Voy de aquí para allá y no me acuerdo de en qué banco me senté la última vez. ¿Acaso importa? Me rebuscas como el que rebusca un papelillo en el bolsillo de una chaqueta sólo para regodearte en el encuentro... Estabas esperándome justo en el pliegue de lana que se posa en el latido. ¡Qué soberbio! Segundos de humo en el interior de mi boca convertidos en milenios no vaya a ser que una O se me escape desdibujado en tu armazón. No, no quieras saberlo. A veces, me arrastraba hasta el baño, sólo para chorrearte un poco así después desteñida podías verme mejor...Pero eso fue hace mil bancos...telas...y pliegues...¿Arrugas?...Sólo ha bastado un silencio...un silencio con bofetón para que de nuevo apareciera tu arruga incisiva...Después de tanto tiempo...Aprendiendo de tejidos, de texturas, de matices de jabón....colocados sobre el motor que me da vida....no han servido de nada...lo aprendido es desaprendido cuando el amor es correspondido....un infernal silencio....sólo uno....y ha sido como una planchazo marcando mi corazón....Arrugas.

REBAÑANDO...




Cielo hacia dentro...Debería y no querría se destripa la goma en su garganta asesina...y aún no poder creer verse el reflejo....debería derramar destroza retina en octavas de su vida...arder...su rostro imperturbable su mirada esguinzante...no saber dónde estar...hablar...hablar palabras retorcer ¿si la verdad surgiera siempre de su óvulo más profundo en la lengua presente sería capaz de escocer? Anuda, desnuda, obtusa...¿alguien ha visto semejante reflejo aturdirse en piel? Y las paredes atrapan como el que se viene desprovisto de calores, amantes, abrazos de capas...de sin sabores...de algo que explota y que sin amanecer arrebata...y no calla no calla...y sufres...se sufre...como el viento encogido en la más hermosa de las caricias enrrollada en hojalata...y se da como la vida si es vida quiero así así solo entregarla...y se encuentra...no se busca....camina...Debería...Querría...y ella mira...imperturbable...jamás duda...es implacable....no sé a dónde va....sus alas sólo el fuego a su paso quiebra...atormenta...y me mira....y decide con su garra arrancar de mi entraña... y hablo...círculos...ondas agujeros lineas abismos barros de paraísos infernales llenos de luz y de oscuridad...soledad...caminar...una masa negra siempre pegada a los pies y por siempre así es...sube por las piernas y en células destripa su sed...no se busca...Amor...Muerte...siempre aparecen...abriendo pozos y llagas...Qué vana...Qué vana...insignificante me siento...soy una incógnita de sangre manchada de hiel...mezcla de cerebro y emoción...que busca y no busca...los pies en la cabeza...y el corazón en los pies...camino...Cachos cada día pierdo porque arriesgo...soy hacedora de sueños atrapada en una realidad irreal que hace de mí eso...y mucho más que eso...una ilusión...
a esta vida leal...hoy...sin saber mañana qué seré.......

jueves, 18 de febrero de 2010

RETRATO DE BESOS


Nunca el labio había sabido tan partido. El labio ha de saberse acompañado. El de arriba el cielo. El de abajo el infierno. Y el sentido encontrado en sus comisuras. Recorrerlas. En el delirio de un aroma exhacerbado. Intenso, prieto, arrimado. Torno el groso que exhuma rebentando desde la esquina se vuelve tira para engancharse en el estómago removiendo en las tripas. Y besas. Y beso como un remolino atolondrado de tus pieles y las mías en un macrocosmos de células arremetidas en el suspiro de verse como extrañas...cae el labio y se enciende la vena resentida y se aparta la vida y se ilumina el acto y el beso se abruma juntando restos sensaciones de lo que se rompe...¿esto es nuevo? Y la lengua huye despavorida en ti en mi como queriendo arrancar como si nunca el dolor hubiera esculpido argollas en los cielos de nuestros bocas. Besos. Labios. Han de saberse acompañados. El beso dolorido y el beso apasionado. El beso dañino y hasta el beso cansado. El beso escondido y el beso acelerado. El beso encendido, el mudo, el oscuro, el tenebroso y hasta el beso robado. El beso recibido, el beso otorgado, ése que es repelido y ése que es hasta la saciedad anhelado. Bocas. Y sentidos. Porque sin sentidos, besos, no hacen más que llenar el vacio de bocas arrugadas y de labios incompletos, universos de lenguas que saben a más rotas. Y beso con la argolla el cacho y la herida vibrante y la onda que esguinza. Y arremeto contra el hueso aún sabiendo partido. Y no hago más que preguntar incesante ¿pueden los besos verse curados?...

A TUS PIES...


Quiero encontrar en el rincón más impreciso de ti una pirámide de cristales para en ella desenvolver mi alma... Allí veré tu mano caer, sobre mi cabeza, adentro, en mi corazón, dentro, un jardín sin palabras, baúles que tienen llaves y que tu mano querrá tocarlas, un laberinto de rosas, con espinas para desenroscarlas... ¿Se llama Amor? Me preguntas... Sí... Te digo entrelazada... Con tu sien... Con tu piel... Un nudo...Con tu risa un abanico de cascadas... Bien, respondo... ¿Si después que abiertas esas rosas no encontraras fondo en esos baúles, qué harías con esas llaves? Te pregunto arriesgada... A la espera de una respuesta mi sien abre su olor a flores y mi pecho su desvestido de dama...

A tus pies grandullón...

Firma:

Pequeñaja.

martes, 12 de enero de 2010

EL GRITO

Hoy avasallo mis tripas para sacar el vómito que me contamina. Siento a personas, muchas personas dentro de mí. Hay personas por las que mirarse al espejo supone aberración para si mismas...personas que no encuentran ni un sólo motivo por el que levantarse una mañana, por el que merecerse ser felices, un sólo motivo por el que cuidarse, eternidades en las que viven sin conocer sonrisas y sólo dolor...Las miro, como se mira a alguien con toda la humanidad del mundo frente a frente sabiendo que son capaces de hacer cualquier cosa por un sólo gesto de cariño, sabiendo que respiran olvidándose de su propia existencia, de esos rostros tan propios, sabiendo que la belleza que uno contempla por mucho uno adentre rebota y rebota y no llega nunca hacia dentro...Porque la vida nunca les ha dado la oportunidad de poderse mirar, más preocupadas en esquivar los golpes por supervivencia que por dedicar un segundo a averiguar que están vivas y tienen derecho a soñar...Y se me revuelven las tripas de sentir que no tengo respuestas ...Porque hace falta que alguien esté en el suelo para dañarlo más y más...Estoy harta de las palabras fútiles, de la estética desmesurada, de la superficialidad desmedida, de la cobardía en su desdicha porque escucharse a uno mismo supone un acto tan valiente que hacerlo cuesta a veces la misma vida...Porque vivimos en el abuso de las palabras. Harta de la lengua rota, harta de la pupila enganchada, de la mano desgarrada, de la miseria que se contagia, la garganta atragantada, el vientre encogido, el morado en el labio, la espalda entumecida, harta de lo que se piensa y no se dice, harta de la SOBERBIA, de la manipulación, de la apuñalada por el pecho sólo por seguir viendo al golpeado más sangriento. Hoy reivindico mi grito contra el acto sin reflexión. Porque los humanos somos bestias y no lo podemos negar, es lo que llevamos dentro. HOY GRITO A LA HUMANIDAD... Aquello que parece que olvidamos, aquello que somos, no encontramos, buscamos y de la que huimos. Hoy, no quiero huir, no quiero callarme, no quiero olvidarme de quién soy y quiero escucharme. Porque miro y no veo un lado, no veo un extremo, no veo una parte, no veo una fuerza ni veo un sólo reflejo...Mirar y no ver sólo, escuchar y no oír nada más porque me rajo y me rajo para encontrarme y encontrar que todos somos maldad y bondad......Porque HOY la Ira que me carcome empujando mi vientre sin entender comprender y todo querer avasallar, sólo explotar y explotar me hace sentir la bestia que soy y puedo creer que sí que todos acabaremos devorados los unos a los otros. Pero yo quiero escucharme más allá porque no soy un lado. Porque soy una bestia pero no quiero olvidarme de mi humanidad...

domingo, 10 de enero de 2010


Entre la barra de la esquizofrenía y la desidia existe un punto de equilibrio que todos deseamos conseguir. ¿Por qué será que cuánta más calma se consigue más se siente uno que está al filo de la tempestad? Corrupta del presente huyo de momentos llena de recuerdos. Si pintan mis dedos ilusiones sobre el cristal de un automóvil que el parabrisas va desvistiendo. Mientras suena la canción de Orion de Metallica y un eco más allá de todo repite como ajado "cuando llueve, retoñan los muertos"...Desearía más que nada convertir esta palabra en poesía visual con un sentimiento más allá de un cuerpo...Otra imagen guardada en un mar que fluye de mucho más adentro...

jueves, 7 de enero de 2010

TARDE DE DOMINGO, TARDE DE SUEÑOS


Es domingo. No hay mucho qué hacer. La tarde se dispone a volcarse en su plenitud. Alicia se sienta enfrente del espejo. Un reflejo. Una caja de Pandora. En el suelo, descalza, empieza a doblar en papeles aviones que recorran toda su habitación. Doblar con sus manos destellos que lo que un día fue y no ocurrió, destellos de lo que vendrá, de lo que es concreto en cada ala rompiendo con la luz. Ni un extremo ni otro. Enjutas arrancan las notas de su sensación. La niña que fue, la mujer que es. Las dos a la vez. La habitación pinta malva de sus sombras al atardecer. Los aviones las contornean con su voz de expansión. No hay paredes. Su país todo lleno. Alicia esculpiendo figuras, descalza en una tarde de domingo. Notas estiradas y un silencio ubícuo abrumador que hace cosquillas. Y una sonrisa al final.

TRAZOS


Encontrar el sentido de nuestra existencia
percibir siendo consciente de lo que se percibe
llenarse y nutrirse de una realidad simple y compleja
repleta de una belleza que abruma, acongoja, infla, vacía, inquieta.
Sentir de lo que no se siente,
escuchar, hablar con un lenguaje mudo
chillar con palabras temblando al filo
de no poder glosar su sentido completo,
ver y ver más observando
rasgando un momento, esculpiendo recuerdos
a segundos efímeros, en un mañana inmensamente infinitos.
Callar sin saber como decir "estoy callando"
preguntándonos ¿por qué callo?
Vivir vibrando con el latir perpetrado en su morir
y en su eco de vida...
Doler la vida, doler pendiente
si en doler siento que estoy viva
llevándome a mi muerte...

ANHELOS



Rota la apatía
cuerda la desidia
cautiva la roja que mira
tuerta la sonrisa
el payaso que ronda mis infinitas pieles
la luna que cae y el sol que estira
la niña que duerme
el ángel que llora
la ira rendida
la gota que estremece
el árbol que gime
la hoja que explota
la muda que entiende
de horas,
la tumba y la tumba
el silencio amplia,
la boca que traga
la idea que muere...
tú, tú y tú...
mis sentidos bombean el cauce de un río
bajo el latido de algo que tiembla...
algo, algo...

Anhelos...
serenan mentes
ahogando estómagos.
La niña no grita.
La punta que ahonda, ahonda
regando tanta cloaca de mentiras
y el alma se hace hombre
coge de su cabellera rubia a la niña
la mira rencorosa
y la inquiere herida.
Deja su sentimiento evadir,
el cuerpo que no es cuerpo y va más allá de la forma.
No se puede amar tanto.
El hombre la arrincona
y agarra su Agonía
¡déjame huir!
¡No me ames!
Manos por ojos el hombre tiene con nombre de niña
y abraza la vena donde tiene más cruel su piel resentida...
Huecos perdidos, ritmos exhaustos, cauces orgullosos, pantanos secos, miradas imantadas,
agujeros de hongos, fondos de rocas, polvos de ratos, caricias eternas...formas que se deshacen
bajo estelas de aire sin su abrazo, cuadros que lloran, niños desamparados, misas atónitas,
mentiras que rebozan alegrías de espanto, ruinas de hierbas, ramas de horror, ascuas sin gotas,
espejos rotos donde el humano construye su estupor...y el rubor...

Anhelos derretidos, anhelos que se deslizan, derramados, completamente derramados...
y tú y tú y tú...
Eres un sin sentido que acabará explotando...